De Alenarte y de sus novedades.

Como verán los lectores tenemos dirección nueva y también nos ha cambiado un poquitín la cara.

Casi nos la parten, pero aquí estamos.

La primera novedad que tenemos que contarles ya la saben ustedes; no sabemos si son duendes, si son malajes o si son cosas de la informática, pero nos hemos tenido que trasladar de dirección por problemas técnicos y casi ni llegamos a poner las sillas cuando nos querían volver a mover el asiento.

“Lo cual que” está muy mal.

Y está muy mal, miren ustedes, porque nosotros vamos a seguir siendo quien somos le parezca bien, mal o regular a quien le parezca. Y por primera vez voy a personalizar en la figura que represento de Dirección de Alenarte, porque, principalmente a mí me trae al pairo como dice el editorial de la Revista, si a alguien no le gusta o le molesta que estemos aquí.

Todas las veces que nos cierren o lo intenten, la dirección volverá a abrir la puerta.

Y la volverá a abrir porque cree que quienes aquí escriben o crean merecen la pena ser leídos y disfrutados. Porque cree que el lector no es idiota y termina volviendo a los sitios donde le ofrecen Calidad y Respeto y yéndose de los lugares donde no encuentra esto. Y porque cree en la gente que ha pasado, pasa y pasará por estas páginas.

Y también volveremos siempre porque los lectores son quienes hacen que cada quince días queramos ofrecerles lo mejor que sabemos para que se lo pasen tan bien como nosotros.

 

Estamos cansados de proyectos que no van a ninguna parte. Alenarte sabe perfectamente a dónde va: a aquellos lugares donde la calidad, la calidez, el respeto y el interés por el trabajo riguroso interesan.

No somos nada ortodoxos; al menos la Dirección no lo es. No lo será nunca porque no le da a la Dirección la realísima gana de comulgar con ruedas de molino ni de crear una Revista cómoda para lectores cómodos.

 

Y vamos con otras novedades más de andar por casa.

Verán ustedes una página nueva. Es para  Certámenes. Naturalmente en este número barremos para casa, y hemos colocado el nuestro, pero cada dos meses hablaremos de esos certámenes y no solo para informar de ellos sino para recomendarles a ustedes algunas cosillas.

Próximamente se añadirán a Alenarte nuevos colaboradores: una Nueva Sección de Música pasará a editarse quincenalmente. Y es posible que Cinema Alenarte vea ampliado su número de integrantes también. También andamos pensando en un posible proyecto de tipo documental histórico, pero aún no está configurado. Ya les iremos contando…

Y claro, la Revista no se llama exactamente como se llamaba; si se fijan antes solo tenía nombre, Alenarte, ahora tiene nombre y apellidos: Alenarte Revista.

Queda chuli…