XVII Muestra de Cine Internacional de Palencia : Por:Tomás Martín

Una semana cultural dedicada al cine internacional, con la presencia de nuevos valores y películas de prestigio.

XVII Muestra de Cine Internacional de Palencia   Por: Tomás Martín

Ni alfombra roja ni glamour, sobriedad castellana en la ceremonia inaugural de la XVII Muestra de Cine Internacional de Palencia, con la actuación estelar de “TDC Band” (Testigos de Cargo), grupo musical del Centro Penitenciario “La Moraleja” ubicado en la localidad palentina de Dueñas, que junto a la película Buda explotó por vergüenza logró arrancar los aplausos entusiastas de los espectadores que abarrotaban el auditorium de Caja España, donde se celebró el acto.

 

Canciones de hoy y de siempre, interpretadas por un grupo de músicos de distintas nacionalidades que logró conectar con un público habitualmente frío que en esta ocasión se rindió al bien hacer de la banda y que puesto en pié despidió con una atronadora ovación la primera actuación de la “TDC Band” fuera de los muros de un recinto penitenciario. Después, la proyección de Buda explotó por vergüenza, Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián, opera prima de ficción de la joven directora iraní Hana Mankhmalbaf, que cuenta la triste y cruel historia de una niña afgana de seis años que vive bajo la estatua de Buda que destruyeron los talibanes.  

 

La Muestra, que se prolongará hasta el próximo 1 de marzo, continuó  con la proyección de trece de los treinta y dos cortometrajes seleccionados de los casi ciento cuarenta presentados a concurso y de películas que se exhiben fuera del circuito comercial, de las que entre otras cabe destacar, junto a la proyectada en la sesión inaugural, XXY, Al otro lado, Aritmética emocional, Mi hermano es hijo único, Himalaya y 4 meses, tres semanas, dos días. Distintas actividades culturales, el Concurso de Corto Social y el de Vídeo de Castilla y León, completan la oferta cinematográfica organizada por la Asociación de Amigos del Cine y la Universidad Popular de Palencia, una muestra que, sin estridencias, ha logrado colocarse entre las mejores del panorama cinematográfico español.