La autoría intelectual y sus derechos: Por: Issa Martínez

Si bien todo tipo de creaciones se encuentra al alcance de todos, esto no quiere decir de ninguna manera que dichas creaciones carezcan de dueño y podamos hacer con ellas lo que nos venga en gana, y aunque no se pretenda lucrar con ellas, siempre se debe pedir el permiso del autor para tener acceso a éstas o más simple, colocar el nombre del autor, un enlace hacia el sitio de donde fue tomado o ambas cosas.

LA AUTORÍA INTELECTUAL Y SUS DERECHOS Por: Issa Martínez.

He leído opiniones de lo más interesantes al respecto, desde quienes se oponen total y rotundamente al plagio, quienes se sienten halagados por considerar que sus textos gustan tanto como para ser plagiados y quienes no saben qué reacción tendrían, porque nunca han sido plagiados.

Lo cierto es que la Autoría Intelectual está reconocida mundialmente y es un Derecho Humano e inalienable para el autor-creador, y por lo tanto debe ser respetada totalmente.

Creo que en este medio cibernético en el que tan fácilmente se infringen  dichos derechos, se debe -como autor-creador-, luchar por su total reconocimiento.

Si bien todo tipo de creaciones se encuentra al alcance de todos, esto no quiere decir de ninguna manera que dichas creaciones carezcan de dueño y podamos hacer con ellas lo que nos venga en gana, y aunque no se pretenda lucrar con ellas, siempre se debe pedir el permiso del autor para tener acceso a éstas o más simple, colocar el nombre del autor, un enlace hacia el sitio de donde fue tomado o ambas cosas.

A mí me parece que el autor tiene un lazo especial con cada cosa que sale de su intelecto, casi como un hijo, por así decir. De aquí la tan famosa palabra “parir”, que se emplea mucho en literatura. No concuerdo con quienes se sienten halagados cuando sin más, son plagiados, algunos fundamentan su opinión en que es como ser el maestro de alguien, como permitir que nazca un poeta -obvio, tratándose de poesía-. Pero yo me pregunto: ¿Es que la poesía no es verdad? ¿ Es que cada quién no posee su verdad propia?

¿Cómo entonces deja de importarles que alguien se apropie de su verdad? Respeto esta opinión, pero como dije, no la comparto.

Algunos piensan que mientras no sé lucre con las creaciones, no hay problema, no hay plagio ni violación a la Autoría Intelectual. Y yo vuelvo a preguntarme: ¿Quien piensa esto es porque le molesta que otro pueda tener la “suerte” de enriquecerse con sus creaciones? ¿Suerte, que tal vez él/ella no ha tenido? ¿O es que siente que sus creaciones no valen lo suficiente para ser defendidas/reclamadas?

Sea lo que sea, y el tema tal vez de para mucho más, lo importante en mi opinión es que los autores-creadores que piensan como yo y a quienes sí les importa que se respeten sus Derechos de Autoría Intelectual, sin importar sin se lucran o no con ellos, tenemos tal vez una ardua tarea: la de reeducar a los usuarios de Internet y enseñarles con todas las formas que estén a nuestro alcance, que la autoría intelctual es inviolable y que está penada.  Pero definitivamente mi consejo más sano es que registres tus creaciones en los Derechos de Autor de tu país.