El Deshielo. Poema Mixto. Por: Alena. Collar.

Es como abrir un libro de estampas…Mira, aquí están los murmullos y las risas. ( Alena Collar)

 El Deshielo. Por: Alena. Collar.

Era entonces el tiempo de esperanza,

Sueños, sonrisas…

                  La canción de todos como un acorde.

Se iba diluyendo la nieve en la primavera larga

 

                     La luz abría en las ventanas espacios infinitos

Sombras huyendo.

 

No quedan  las palabras de entonces

                       Muro de silencio acolchado

                       Llueve

                   Eternamente en gris con exacta pulcritud

Recordando que nunca hay que pensar que seremos los mismos.

 

 

Estuve junto a la fuente de piedra, esa que guardaba los  nombres.

Me recibió el gotear del agua, todavía sin escarcha, presintiendo ya el hielo.

Hube de buscar los alerces en vano. Quizá solo estuvieron en mi recuerdo.

 Los castaños y los arces habían dejado caer sus hojas sobre el invierno.

Y así, en el jardín donde permanece el estanque, busqué aquel rumor de entonces…

 

 

“Es como abrir un libro de estampas…Mira, aquí están los murmullos y las risas; aquí se han quedado las palabras despaciosas de las noches del verano, junto al camino aquel que se alargaba; en esta se encuentran los días fríos de enero, cuando las zapatillas guardaban el calor de casa. Aquí el aroma del café de la tarde…”

 

Y un sillón de cuero al lado de un teléfono que no dejaba de sonar,

En la apacibilidad del día vencido y la sonrisa abierta,

En la calma tranquila del sucederse del tiempo.

En el cristal empañado por el vaho de la nieve derritiéndose.

 

                          La nieve…

Nunca fue cuchillo sino alfombra de pasos quedos.

                          Luna

En el agua reflejando ojos que miran.

                          La nieve

            Huella donde permanecer.

 

“Nunca hay que pensar que somos los mismos”

… Salgo y me recibe el deshielo.

Y entonces un sonar de pájaros en abiertas alas junto a la luz derrama mediodía.

                                         Naranja y amarillo.

¿Recuerdas?…en primavera se abrían las ventanas y crecía hacia estambres en zumo

                                        El aliento del amanecer.

 

“Es como abrir una puerta y aparece un jardín y entonces, ¿ves?, se levanta desde los muros y llega, viene, se queda junto a ti y no se marcha nunca”.

 

 

                La canción de todos como un acorde

            Mientras se diluye la nieve en la primavera larga.