Harrison Ford versus Indiana Jones: Por Virginia Seguí

Pues desde que en 1981 vio la luz la primera de la saga: En busca del Arca perdida (Raiders of the Lost Ark) han pasado la friolera de veintisiete años y diecinueve desde, la hasta ahora, última de la saga: Indiana Jones y la última Cruzada (Indiana Jones and the Last Crusade) estrenada en 1989.

Harrison Ford versus Indiana Jones: por Virginia Seguí

La verdad es que me pareció algo sorprendente que el actor Harrison Ford vuelva a encarnar a Indiana Jones en la cuarta, y por ahora, no sabemos sí última entrega de la serie: Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal. Pues desde que en 1981 vio la luz la primera de la saga: En busca del Arca perdida (Raiders of the Lost Ark) han pasado la friolera de veintisiete años y diecinueve desde, la hasta ahora, última de la saga: Indiana Jones y la última Cruzada (Indiana Jones and the Last Crusade) estrenada en 1989.

Aunque dentro de su actividad cinematográfica esta saga no es la única en la que hace el papel protagoniza ya que no debemos olvidar que su primer gran éxito lo obtuvo en el papel de Han Solo en la primera trilogía de La Guerra de la Galaxias (Star Wars); la verdad es que es todo un reto volver a meterse en la piel del famoso profesor, arqueólogo y aventurero Henry Walton Jones Jr., familiarmente conocido como Indy.

El autor de ambas series es George Lucas, pero su desarrollo ha sido diferente, los tres primeros episodios de la Guerra de las Galaxias se rodaron entre 1977 y 1983, y su continuación ha sido realizada a partir de 1999 con nuevos actores; por el contrario, como ya hemos comentado entre los primeros episodios de  de Indiana Jones y el film actual han transcurrido cerca de tres décadas; y a pesar de todo el actor principal sigue siendo el mismo, posiblemente debido a que todavía mantiene el ímpetu y el carisma suficiente como para seguir protagonizándolo con éxito de taquilla.

Aunque Ford siempre ha intentado diversificar sus actuaciones y no encasillarse en personajes concretos, no cabe duda que los dos mencionados tienen gran importancia en su filmografía y que ellos son causa principal de su popularidad. El papel  de Indiana Jones le llegó de forma indirecta, ya que el seleccionado era Tom Selleck, quién declinó el hacerlo debido a compromisos adquiridos con los productores de la serie televisiva Mágnum dejando así el camino libre a Ford. 

 Realmente, pensándolo bien, el que un actor encarne un personajes en varias películas tampoco es que sea un caso raro y el cine nos ha proporcionado ejemplos significativos de este tipo de creaciones aunque, eso sí, con diferentes variables. Frecuentemente en este tipo de películas de aventuras en las que su protagonista acaba por convertirse en un héroe atrapando a los espectadores. Sin tener que pensar mucho podríamos citar a Tarzan personaje que identificamos con el nadador Johnny Weissmuller, pues aunque el primero en encarnarlo fuera Elmo Lincoln en 1918, Weissmuller pronto se convirtió en el Tarzan ideal interpretándolo al menos en una docena de ocasiones entre 1934 y 1948, pese a ello otros actores contemporáneos rivalizaron con él por el papel y, desde luego, después tuvo que ceder paso a actores más jóvenes que se adaptaran mejor a la invariable edad del personaje, como Lex Barker, Gondon Scott o Chistopher Lambert, por citar algunos.

Otro personaje que destaca en este aspecto es Superman, en este caso procedente del mundo del Comic tuvo varias adaptaciones televisivas y cinematográficas desde épocas tempranas, el primer actor que lo interpreto fue Kirk Alyn ya en 1948; George Reeves protagonizó una serie para televisión en la década de los cincuenta; aunque actualmente es el actor Christopher Reeve el que los espectadores actuales identifican con el superhéroe procedente del planeta Kryptón, que realizó las últimas versiones, no pudiéndose contar con él para ninguna otra versión después de la caída del caballo que sufrió en 1995. El género de la Ciencia Ficción ha creado varias sagas de este tipo: Star Treck es quizás la más destacable teniendo en cuenta todas sus continuaciones; el actor canadiense William Shatner siempre estará unido a su personaje el Capitán Kira y ¿encontraremos otro actor que pueda desbancar a Leonard Nimoy en el papel del vulcaniano Spock.?

Y no podemos acabar el artículo sin hablar de la saga de mayor éxito literario y cinematográfico: Harry Potter, en la que falta tiempo para rodar la película después de publicarse la nueva entrega literaria y, aún así, el actor británico Daniel Radcliffe, elegido para protagonizar al joven mago hijo de magos en sus enfrentamientos con el pérfido Voldemor, ha crecido tan deprisa que solo gracias a que la autora ha decidido acabar con el personaje ha conseguido protagonizar la serie completa. El problema con los niños es bastante singular, el éxito en un papel infantil puede condicionar hasta su crecimiento dadas las dificultades que a veces representa superar una etapa infantil de éxito asegurado con un personaje tipo, máxime si lo que destaca del personaje no es sólo la interpretación sino una actividad extra; como por ejemplo que los niños canten bien; esto sucedió en España con Marisol y Joselito, por quienes parecía no pasar el tiempo; y que una vez superada esta etapa tuvieron dificultades para seguir trabajando.

Como hemos visto muchos de los personajes que han triunfado en el cine lo habían hecho antes en el ámbito literario, siendo muy conocidos por los espectadores quienes posiblemente se habrían creado una imagen propia del personaje; es decir su aparición en la pantalla limita bastante y concreta el personaje en cuestión; pues la imaginación del espectador tiene mucho menos campo en el cine que en la literatura. Parte del éxito consiste en no defraudar a demasiados espectadores o, más  bien, a las expectativas que cada uno de ellos se había creado antes de ver plasmados en el celuloide a sus personajes preferidos.

En fin volviendo a Indiana Jones y a Harrison Ford la película se habrá estrenado en España  el 22 de mayo, muchos de Vds. pueden haberla visto cuando lean este artículo, ya me dirán su opinión sobre cómo Ford consigue mantener el tipo en esta nueva aventura de su más famoso personaje, lo que sin duda es todo un reto a sus años.