Superfluo e imprescindible. Por: Pilar Martinez. (“Diana Blyton”)

Primero hay que decidir qué es superfluo, luego por qué es necesario. ( Pilar Martínez).

Superfluo e Imprescindible. Por : Pilar Martínez ( ” Diana Blyton“)

“Nada hay más necesario que lo superfluo”

 

Esta frase no es de mi cosecha. La oí o la leí en algún sitio. Supongo que la leí. No lo sé con seguridad, pero por posibilidades debí de leerla: leo más que escucho.

 

La cuestión es determinar qué es superfluo y qué no. Como todo en la vida creo firmemente que dependerá de a quién se le pregunte.

 

Lo que consideramos superfluo nosotros, puede ser considerado imprescindible por un niño.

 

Lo que para nosotros es importantísimo, para otras culturas es una forma de vida inaceptable.

 

Primero hay que decidir qué es superfluo, luego por qué es necesario.

 

Yo leí esto en algún sitio. O tal vez lo pensé. No lo sé.

 

Deberías deshacerte de todo esto. Sólo es algo innecesario que está ocupando un espacio que necesitamos para otras cosas.

 

-Para otros trastos?

-No, para cosas necesarias.

-Esto es muy necesario para mí. Sin ellos no podría existir. Ellos hacen que siga viviendo.

-No entiendo cómo un montón de trastos pueden hacer que vivas, cómo te pueden ayudar a existir.

-Es como el  CO2. En sí mismo puede ser mortal, pero sin él, el cerebro se olvidaría de que hay absorber oxígeno, que hay en definitiva que  respirar.

-Cierto, cierto.

-Estos objetos son recuerdos de mi vida pasada. Sin los recuerdos del pasado, no podría en el presente esperar el futuro. Ya ves, sin el CO2, el cerebro no recuerda la necesidad de O2.

                                                                              

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los objetos superfluos que me recuerdan los momentos vividos,  los gustos sencillos, las vivencias de mi infancia, las penas juveniles, los problemas de adulto, todo son  como el alimento de mi cerebro. Todo me dice que el mañana cuando menos puede ser como fue el pasado

Todo eso hace que el presente sea la satisfacción de haber vivido el pasado, de esperar vivir el futuro.

Me dicen que el pasado fue, que el futuro será.

 

También las cosas superfluas son imprescindibles. Es cuestión de interpretación.