Nadir Afonso y el Palacio Caffarelli: Dos Exposiciones.

 

Bienvenidos al número 37 de Alenarte Revista. Ya estamos aquí para que se entretengan un rato (un rato largo, no se vayan a las primeras de cambio que nos disgustamos), con todas estas cosas que han ido pasando en el mundo del arte y con las que se nos han ido ocurriendo. Y óiganme, se nos han ocurrido unas cuantas, no es por nada…el día que nos falle la imaginación se van ustedes a enterar, que otra cosa no, pero imaginación tenemos para regalar…

Después de este ejercicio de autoestima, que viene muy bien de vez en cuando (miren que nos aburre la falsa modestia) y de escuchar a lo lejos sus “eso, eso, digan ustedes que sí”, les invitamos a leer el numerito. El numerito que es compañero de su hermanito Alenarte en la otra dirección que tienen a la derecha según se entra, y que pone algo así como lea usted el Especial Alenarte, y que, por cierto, el número que saca es un especial sobre nuestros Premios de Ensayo, así que, después de leer la Revista, se pasan por allí y se enteran.

Y digo yo, es que no les hemos dicho que ahora nos dividimos, nos bifurcamos, nos especializamos y nos recolocamos. Y no nos liamos porque los dioses no quieren, que si no pues también. Es decir, que van a tener ustedes dos Revistas por el precio de una (mas bien de gratis, que aquí no cobramos ni siquiera por enlaces, ni falta que nos hace ni dios quiera nunca que alguna vez cobremos, anda, anda, pues vaya una gaita eso de cobrarles a ustedes por hacernos compañía y ser así de generosos, estupendos y guapetones).

Decía que dos. La primera estará dedicada a nuestros Especiales Alenarte, que saldrán una vez al mes, si a los maquetadores no les da antes un pasmo, y esperamos que con nuevos integrantes en la redacción además de los habituales. La segunda, ésta que están ustedes leyendo, de aparición quincenal (salvo cuando el ordenata se pone malito o la técnica conspira, o nos vamos de vacaciones, ejem…) y que dará mayor relevancia a temas de actualidad artística, sin perder de vista el ensayo y la reflexión.

No dirán que no les cuidamos, criaturas…pero es que esos treinta y tres mil lectores y pico se lo merecen todo, caramba. Mientras que ustedes no nos dejen andaremos aquí intentando que regresen.

Y para eso, pueden empezar por acompañarnos a Portugal y a Italia…

 

 

Nadir Afonso en Portugal.

 

Nadir Afonso expone en El Centro de Exposiciones de Odivelas, ( Portugal)  y hasta el nueve de noviembre una selección de cuadros con el titulo O futuro Renascimiento.

Nadir Afonso nacido en 1920 en Portugal, se inserta dentro del movimiento pictórico de la abstracción geométrica, de base inicial arquitectónica, estudió pintura en Francia, llegando a ser uno de los pioneros del arte de la Cinética. Escritor de numerosos libros, defiende el objetivismo en el arte regido por las leyes de la observación, la percepción, y la estructura formal.

 

 

 

Trabajó con Le Corbusier, con Fernand Léger, con Oscar Niemeyer, entre otros grandes del arte contemporáneo.

 

Las Transformaciones de Roma en el Palacio Caffarelli.

 

En el Palazzo Caffarelli , Roma, Italia, y hasta el 23 de noviembre se está celebrando la exposición L’invenzione dei Fori Imperali, que presenta ” Las transformaciones del tejido urbano de Roma, desde mediados de los años 1920 hasta la II Guerra Mundial en una exposición no sólo documental promovida por el Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Roma y la Superintendencia de los bienes culturales.

Se trata de 140 obras que comprenden fotos, pinturas, frescos y hallazgos arqueológicos, en un recorrido en el que se exponen obras procedentes del Museo di Roma y del Archivio Fotografico Comunale, de la Galleria Comunale d’Arte Moderna y de los Musei Capitolini. Aquí se expondrá una rica selección que documenta la demolición y las excavaciones realizadas en la vasta área del Foro y de los Mercados de Trajano, el Foro de Augusto y el Foro de César, así como el Foro de Nerva, cuya recuperación y restauración escenográfica se realizó con el ideal de continuidad histórica de la Roma Fascista con la época Imperial.

Entre las muchísimas obras expuestas, destaca una vista de Mario Mafai, Foro de Trajano de 1930, que representa un espléndido testimonio para la reflexión de los artistas de la Scuola Romana sobre las transformaciones del paisaje urbano secular” según se nos dice en el programa de la exposición. Mario Mafai nacido en 1902 y muerto en 1965, unido en trabajo y convicciones pictóricas a Gino Bonichi y Antonietta Ráphaél, impulsor de colecciones como la Verzocchi, fue un gran difusor del arte italiano en diversas instituciones tanto privadas como oficiales.

 

La exposición la completan 37 dibujos y pinturas, 30 hallazgos de época romana y cinco fragmentos de escultura y pintura de los siglos XVI y XVII.