Príncipes Etruscos y Ramón Masats.

detallediademaoros

 

 

Sean muy bienvenidos, caramba.

Bienvenidos al número 43 de Alenarte Revista y con él al nuevo año, 2009.

 

 

 

 

 

 

Nos gustaría que este año impar que empieza cumpliera algunos deseos, no muchos pero sí importantes para nosotros.

 

 

 

 

Nos gustaría que este fuera el año de la Paz. Y no hablamos en general, sino de los conflictos concretos que están en la cabeza de todos en estos días.

Nos gustaría también que fuera el año de la solidaridad internacional en la cultura, y que ésta se tradujera en muchos más actos prácticos, reales y solidarios desde el mundo de la cultura, impulsando cada uno desde su parcela el conocimiento libre y el estímulo a quienes no tienen nuestros medios. Nos gustaría que eso se tradujera en más pintores nuevos dados a conocer en exposiciones, en más escritores desconocidos que pueden publicar, en más artistas sin medios económicos que llegan al gran público. Y para eso nos gustaría que quienes tienen en su poder abrir esas puertas las abran, que haya menos santones y más creación, menos elitismo y más cultura. Menos núcleos reducidos para unos cuantos escogidos y más puertas abiertas a la gente que tiene algo que decir con su arte.

Nos gustaría que esta Revista – ya para acabar- fuera ventana y no puerta, fuera campo y no jardín cerrado, fuera camino y no reducto. Y nos gustaría que ustedes estuvieran ahí este año; acompañándonos en esa ventana, paseando en ese campo y haciendo ese camino que como decía Machado: “se hace al andar”.

 masats                                 

fotomasats

 

 

Y después de los deseos, las explicaciones:

La primera la comprobarán al leer la Revista. Hemos añadido una sección fija a nuestro quincenal, Reportajes Alenarte, y hemos optado por retirar la sección Cinema Alenarte como sección fija, pasando a integrar este estilo de noticias la sección de Actualidades Varias. Nos ha parecido que, integrada en ésta, tendrá más interés que en solitario.

En segundo lugar, andarán ustedes mirando las fotografías que decoran este número: ellas les llevarán a dos exposiciones, la primera en la Caixa Forum de Madrid, sobre civilización etrusca, la segunda en la ciudad autónoma de Ceuta, presentando al fotógrafo Ramón Masats.

Pues llegó la hora de que den ustedes a la teclita…

 

 

 

 

 La exposición Príncipes Etruscos entre Oriente  y Occidente.

                                                                                                          

imagen0011

 

 

Príncipes Etruscos entre Oriente y Occidente pone de manifiesto los aspectos históricos y culturales que definen el florecimiento y apogeo de la civilización etrusca. La exposición reúne una selección de ciento setenta obras procedentes del Musée du Louvre en Paris y de los principales museos arqueológicos italianos, entre ellos el Museo Archeológico Nazionale de Florencia, el Museo Nazionale Etrusco di Villa Giulia, los Museis Capitolini de Roma y el Museo Gregoriano Etrusco de la Ciudad del Vaticano.

 

 

 

 

 

 

 

flabelopopuloniaviiac

La exposición hace un recorrido por esta civilización desde el enigma de sus orígenes junto a sus asentamientos en la Italia Central entre el Tiber y el Arno, hasta su gran expansión y auge posterior en el valle del Po y hasta el Adriático, llegando a su mayor esplendor con la dinastía etrusca de los Tarquinios, reinante en Roma entre los siglos VII-VI A.c., y su posterior declive a partir del siglo III A.c., con la conquista romana de los territorios etruscos.

La exposición estudia la civilización urbana, el nacimiento de la aristocracia, la época de los Príncipes, el arte funerario, con la evolución de las necrópolis, que pasan de ser grandes túmulos a constar de varias cámaras en las que se enterraba una misma familia, o la estructura social de esta civilización y su desarrollo.

 

La exposición la pueden ver hasta el dieciocho de enero en el Caixa Forum, de Madrid.

 

 

 

 

 

 

estatuillavotivafemaninabrolio560-550ac

 urnafunerariaesposossvi-a

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En ella pueden contemplar estatuillas votivas, flabelos, el ajuar funerario de los príncipes guerreros, cántaros y copas de producción fenicia, carros, arreos de caballo…objetos de decoración hechos de bronce… de tal manera que la vida de este pueblo pasa a través de esta exposición para dejar así la memoria de otra civilización perdida pero presente en la actualidad.

 

 

 

 

 

 

 

Ramón Masats: Contactos.

 

moral-de-calatrava1964

Organizada por el Museo de Ceuta y la  Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales (Ministerio de Cultura), esta exposición, que formó parte del Festival Internacional de Fotografía PHotoEspaña 2006, reúne dos etapas de la obra de Ramón Masats, Premio Nacional de Fotografía 2004, separadas por 30, 40 o más años y con fotografías en diferentes soportes. Las imágenes en blanco y negro fueron captadas en su mayoría durante los años 50, mientras que el color corresponde a la producción de los últimos 25 años, desde la vuelta de Masats a la fotografía tras su etapa como realizador. La muestra, que incluye alrededor de 140 fotografías y el vídeo “Ramón Masats. Cine”, enfrenta estas dos etapas en forma de dípticos a lo largo de un recorrido que permite reflexionar sobre la aportación al lenguaje fotográfico de este lúcido e irónico creador.

 

Ramón Masats (Caldes de Montbui, 1931) pertenece a la generación de fotógrafos españoles que consiguió elevar el reportaje a la categoría de trabajo de autor. Junto a Miserachs, Maspons, Terré, Paco Gómez y el resto de miembros del activo grupo AFAL, participó de la actitud revolucionaria, iconoclasta y contestataria hacia la fotografía domesticada por la dictadura que provocó una renovación del lenguaje y la reivindicación del reportaje como género narrativo. Es el momento de la aparición de la cámara de 35 milímetros y de las grandes publicaciones gráficas de tiradas millonarias.

  

Masats empezó a hacer reportajes en 1953 con un trabajo sobre Las Ramblas, a partir de 1957 trabajó para La Gaceta Ilustrada, a partir de los años siguientes frecuentaría apariciones en Ya, Arriba o Mundo Hispánico, uno de sus más bellos trabajos es su ilustración del libro de Miguel Delibes, Viejas Historias de Castilla La Vieja.

 

 

arcosdelafrontera59En el caso de Masats su obra es fruto de una intuición innata para construir certeramente y obtener una imagen vigorosa y expresiva. Aun participando del legado que supuso para el reportaje la obra de Cartier-Bresson, William Klein o del más cercano Catalá Roca, Masats va por libre, aprende de todos, pero ninguno le influye decisivamente. Su actitud es la de un francotirador lúcido que construye su propio discurso por medio de imágenes sobrias, gráficamente relevantes, y deja a cada cual la interpretación del mensaje obtenido. De este modo Masats produce en los primeros años 60 tres libros de referencia para el reportaje gráfico patrio: Los Sanfermines, Neutral Corner y Viejas historias de Castilla la Vieja, ya citado. Con ellos y con los trabajos que realiza para Gaceta Ilustrada compone un retrato en blanco y negro de una España enredada en tradición y sueños de futuro, en ritos de fe y fiestas paganas.

Se produce después una interrupción en su obra fotográfica. Durante más de una década Ramón Masats se dedica a la realización de cine y televisión. Varias series, documentales premiados y hasta un largometraje ocupan esos años.

Cuando retoma la fotografía hace nuevos retratos de España, pero esta vez sintetizando las cualidades del color y aplicando la puntería y la economía de medios inherentes a su manera de construir imágenes. Presenta una España complacida en  el desarrollo, luminosa y festiva, con la figura humana perdiendo protagonismo en favor del grafismo y la jerarquía cromática.

 

La exposición estará abierta hasta el 15 de febrero.