Petición de ayuda de Alenarte. Por la Libertad de Expresión y el Libre Acceso.

Vamos por una vez a personalizar esta sección. Es decir, que no voy a hablar de libros, ni de arte en general. Vamos a hablar de la sensación de ocultamiento, de falta de transparencia, que muchas veces tenemos quienes transitamos por Internet.

Veamos, hace unos días que una compañía teóricamente de prestigio, como Jazztel tiene bloqueadas por decisión judicial las páginas de wordpress.com a sus usuarios. Esto, puede pensarse que es una decisión, que al ser judicial hay que respetar, y en principio se respetaría que se bloquearan determinadas Ips para proteger los intereses que estén en litigio en la decisión judicial. Ahora bien; resulta, primero que no se informa a los usuarios. Segundo, que la decisión se generaliza, cuando solo se ha pedido por lo visto el bloqueo de un determinado número de Ips. Tercero que cuando el usuario se pone en contacto con la compañía a la que paga religiosamente, ésta se llama andana, y le dice que la culpa es de su router.

¿A qué santo viene esto en una sección de arte y cultura de esta Revista?…pues miren ustedes, a que una de las personas afectadas, que no puede entrar en sus páginas, ni en esta Revista, ni en ningún blog de WordPress.com, es la redactora fija de Imago Arte, Virginia Seguí, a quien se deben entre otras muchas cosas el ochenta por ciento de culpa de que Alenarte I siga funcionando, a quien se debe el PDF que nos ha llevado a publicar en impreso en Puerto Rico, y a quien se debe artículos en esta revista que llevan mas de dos mil lecturas.

Sin duda, Virginia Seguí, como otros muchos usuarios de Jazztel que tienen su blog en WordPress.com, es para Jazztel simplemente un numerito a quien torear cuando se dirige a atención al cliente. Sin duda la atención al cliente en Jazztel no incluye las explicaciones. Sin duda el bloqueo generalizado de IPS es la mano de santo para bloquear una sola.

Sin duda.

Se publica hoy aquí esta queja porque esta revista tiene difusión, no solo nacional, y así nos aseguramos de que se lea la protesta. Invitamos a nuestros lectores habituales de Alenarte a escribir a atencion.al.cliente@jazztel.com, pidiendo el desbloqueo generalizado de Ips de usuarios que no han hecho nada, salvo pagar religiosamente sus cuotas. Invitamos a Jazztel a dar una explicación coherente y a enmendar la barbaridad de censurar el acceso libre a la información de sus clientes de modo genérico, y a aprender cómo se banea una IP, cosa que cualquier bloguero novato sabe.

La página web Mujer, Arte y Literatura, será centralizada mientras su titular no tenga acceso por la dirección de Alenarte, que, afortunadamente, pasa de Jazztel.

 

 Alena. Collar. Directora de Alenarte.