Homenaje a Idea Vilariño y Mario Benedetti. Por : Carlos Fernández.

vilariñoseis

Hoy me gustaría que leyeran este artículo con acento rioplatense. No me importa mucho el orden en que quieran poner a Vilariño y a Benedetti o a Benedetti y Vilariño ya que los dos se merecen por igual este homenaje que les rendimos todos los enamorados de la poesía en el Ateneo de Madrid.

Quizá por conocido, crean que Benedetti se merezca figurar primero. Yo no estoy totalmente de acuerdo, primero porque don Mario siempre fue un caballero y le hubiera cedido el sitio gustoso a Idea Vilariño y en segundo lugar porque ésta fue una poeta de primerísima fila como un poco más tarde les demostraré. ( Carlos Fernández).

 

 

 Homenaje a Idea Vilariño y Mario Benedetti. Por : Carlos Fernández.

 

vilariñocinco

Ha querido el destino que ambos se fueran casi a la vez, como a veces pasa con dos viejitos enamorados que no pudieran soportar la vida el uno sin el otro. El destino de la vida ha querido en este 2009 que Idea y Mario se bailaran un último tango de academia hacia el cielo al arrullo de la bandola del maestro Efrén Scheinfeld.

Entrando en el acto en sí, de un modo más prosaico, les contaré que fue un acto denso pero entretenido, preparado con poco tiempo pero bien estructurado y llevado a cabo desde el trabajo y el sentimiento de actores, bataclanas, poetas y músicos que, coordinados por el Centro Uruguayo de Madrid dieron lo mejor de sí mismos 

 

 

vilariñodos

Entre el público, gentes de todo tipo: bichocos (vejetes), cambusería (poderosos), algún codeguín (tonto) que siempre llega tarde y molesta, dos o tres compadrones (presumidos), un escasany seco y ranfaña (indigente sucio y raído) pero muy educado, que al fresquito del aire acondicionado disfrutó ( haciendo gala de una educación exquisita y una higiene lamentable) más que muchos escorchadotes (latosos) del acto, unas terneras (jovencitas) de faroles inmensos ( me refiero a los ojos, no sean malpensados) y unos cuantos pibes y pibas de corta edad a los que añado el mérito de que, además de disfrutar de la poesía tuvieron un comportamiento exquisito, que me pareció a mí llegaron a arrancar una  sonrisa al mismísimo Duque de Rivas, a Moreno Nieto, Alcalá Galiano, Pacheco, Cánovas, M Pidal , Olózaga o al mismísimo Castaños que desde la seriedad de sus levitas no les quitaban ojo desde sus retratos.

 

 

vilariñotres

El programa se dividía claramente en tres partes, a saber: la primera, más amena porque nos ofreció los poemas más conocidos de cada autor (Certificado, Si Dios fuera Mujer, Todo lo contrario, Te quiero y otras más de Benedetti y Los Orientales, Callarse, Una Vez, El Olvido, y otras tantas de Vilariño).

Después, a modo de transición a la segunda parte, un tango a cargo del maestro Efrén Scheinfeld y la grabación de la canción “No te Salves” por Soledad Bravo (Si pueden, escúchenla).

La segunda parte, más intimista, más romántica cobró protagonismo en los poemas de Idea Vilariño(El Encuentro, Lo que siento por ti, Te estoy llamando, etc.) y los versos más tiernos de Benedetti ( Una mujer desnuda, Táctica y estrategia, Chao, Enamorarse y no…).Entre medias de este torrente de romanticismo sonó la grabación de “Cómo quieres que te olvide” de S. Bravo que nos acabó de envolver en ternura y arrancó la sincera ovación del público.

 

vilariñosiete

La última parte la tuvieron que acortar ya que llevábamos dos horas y media de recital y posiblemente nos iríamos más allá de las tres. Fue esta una colección de poemas relacionados con la muerte, la ausencia y la despedida (Pasar, Ya en desnudez total, Quiero morir, Trabajar para la muerte…de Vilariño y Ausencia de dios, Cero, Currículo, Memorando, Ayer… de Benedetti). Además quedaban dos magníficas representaciones: la primera fue un fragmento de “Pedro y el Capitán” de Benedetti en el que se establece un diálogo entre un preso político y su torturador lleno de fuerza dramática y muy bien interpretado por Bernar  Caldevilla y Antonio Moreno y también “Los Fantasmas” cuento de Benedetti escenificado en un monólogo de Mónica Kusnier vestida de clown con dos pañuelos, uno blanco y otro azul que representaban los fantasmas y que mantenían un diálogo siguiendo el texto del autor. Notable y emotivo.

            El fin de fiesta lo puso la grabación de la canción “Te Quiero” interpretada por Nacha Guevara que hizo de fondo al enorme aplauso que le dedicamos todos los asistentes a los que habían participado en el homenaje.

            Y antes de darme el aceite (irme rápidamente) para escribir esta crónica, pues tuve la suerte de intercambiar unas palabras con el embajador de Uruguay y con varios de los actores que participaron en el evento que reproduzco en los audios adjuntos a este texto para el que le apetezca escucharlos.

Encajetado (Enamorado apasionadamente) de la poesía de estos uruguayos y hechizado por la música de Josué Bonnin (al piano), Alana M da Silva y el inigualable efraín Scheinfeld, me despido de todos ustedes y les dejo con algunos de los versos de Idea Vilariño y Mario Benedetti.

 parte uno

parte dos

parte tres

parte cuatro

parte cinco

parte seis

parte siete

parte ocho

parte nueve

parte diez

entrevistamiembroscentro

entrevistaembajadoruguay

 Pueden leer aquí una Selección de Poemas de Idea Vilariño y Mario Benedetti, realizada por nuestro Redactor, Carlos Fernández.

Selección de Poemas