Capital Europea de la Cultura: El Sueño Segoviano. Por: Amando Carabias María

De todos es archisabido a estas alturas, que España ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea. Con este motivo, Daniel Canogar ha sido encargado por el Gobierno español de organizar la intervención llamada Travesías instalada en el atrio del edificio Justus Lipsius del Consejo de Europa.

Daniel Canogar nacido en 1964, es madrileño y en la actualidad imparte clases en la IE Universidad de Segovia, dentro de la escuela de Arquitectura, donde pone en contacto a sus alumnos con la creación contemporánea.

 Esta intervención consiste en la instalación de una pantalla de LEDS escultórica que traza en el aire una forma ondulante y toma la apariencia de un enrevesado camino suspendido. En la pantalla se pueden ver imágenes de multitud de personas andando. Las imágenes funcionan como un espejo del constante flujo de personas que atraviesan el atrio. Los trabajadores, políticos, técnicos y visitantes del Consejo de Europa son los que dan vida al edificio y, en consecuencia, al proyecto europeo. ( Amando Carabias )

 

 

 

 

Capital Europea de la Cultura: El Sueño Segoviano. Por: Amando Carabias María.

 

 

 

 

Como tambien es sabido por muchos, Segovia, además de otras ciudades españolas, aspira a ser nombrada capital europea  de la cultura para el año 2016. Se lleva trabajando mucho tiempo en la idea, y desde luego, algo parecido a la ilusión colectiva prende entre los segovianos. Quizá, y desde la lejanía, parezca una apuesta arriesgada y más si se compara con algunas de las otras ciudades que también aspiran a representar a España en Europa en el ámbito de la cultura, pero desde la proximidad quizá no sea una propuesta utópica.

Desconozco cómo se están llevando las cosas en otras urbes, lo que sí sé es que en ésta el trabajo es abnegado y se está abordando desde dos ideas fundamentales que algunas veces parecen contrapuestas, pero en este caso se complementan a la perfección, como si fueran una mano y un guante.

Lo primero que conviene es destacar la idea fuerza, el motor fundamental que consigue movilizar todas las energías. Hablo de la ciudadanía. Quiero decir que esta candidatura apoya toda su potencia y toda su energía, la que sea, en la ilusión y en la participación de los ciudadanos. Desde la elección del logotipo que nos identifica, hasta el voluntariado, desde las aportaciones, hasta las Noches de Luna Llena, así como otras actividades que se expanden a lo largo del calendario de la ciudad, todo se debe a la multitudinaria aportación y participación de las mujeres y hombres que vivimos en estas tierras y que hemos tomado y vamos tomando como nuestra esta iniciativa.

Pero no le faltaba razón a quien está trabajando a diario en este proyecto, cuando decidió que nuestra candidatura debía salir de nuestras fronteras, porque es lejos de ellas, a la postre, donde se decidirá definitivamente.

Europa es muy grande, aunque sea muy pequeña. Llegar a todos los rincones es difícil cuando uno es un ser anónimo que se ilusiona por algo, que toma conciencia del valor de un proyecto que se gesta despacio para alcanzar una solidez de acero indestructible, pero que, al mismo tiempo y a diario, tiene que acudir a una oficina, a un colegio, a un bar, al instituto o a un taller para realizar el trabajo que le permite obtener los recursos necesarios para vivir. Suponiendo que la lacra del paro no le tenga sumido en un desasosiego casi invencible.

Por suerte esta ciudad tiene personas de indudable prestigio internacional (algunas nacidas en estas tierras y otras en lugares bien alejados de nuestros horizontes) que se han comprometido en difundir desde la atalaya de su influencia nuestra candidatura. La lista, hasta ahora, se compone de los siguientes nombres: José Antonio Abreu, Ángel Corella, Ana Zamora, Rosa María Calaf, Carlos Muñoz de Pablos, el Premio internacional de Periodismo Cirilo Rodríguez, Pedro Delgado, Eva Hache, Espido Freire, Jaime Chavarri, Nuevo Mester de Juglaría, Ouka Leele, Titiriteros del mundo participantes de Titirimundi y Daniel Canogar, nombrado embajador de la candidatura de Segovia a la capitalidad europea 2016 el pasado día dos de febrero, tal y como se puede leer en esta noticia del Adelantado de Segovia.

 

 

Muchas de las personas citadas más arriba son conocidas por la mayoría de los lectores, quizá otros no tanto, para saber algo más sobre ellos se puede consultar esta dirección .

 

 

Ya que este artículo lo comencé hablando del último embajador nombrado, Daniel Canogar, no me resisto a concluir con algunas de sus palabras al respecto, precisamente las que aparecen en la anterior dirección de internet y que se pueden leer al completo tras pinchar sobre su fotografía y que me parece resumen a la perfección una de las esencias en las que se basa el proyecto de esta candidatura y que desde el primer momento se ha blandido como estandarte: “Segovia es un magnífico experimento cultural que debe servir de modelo para una Europa que siempre se debate entre el peso histórico de su pasado y un deseo de seguir en la vanguardia de la cultura contemporánea”

 Para más información:

Web de Canogar