Lourdes Castro: ” Foer es más excéntrico que Dali”. Entrevista para Alenarte Revista. Por: Alena Collar

Hace unos días, Lourdes Castro presentó su libro August Tercero Foer (breve antología de un bestseller.

 

Lourdes Castro es periodista, guionista, inquieta, y muy joven. Y todo eso tiene mucho que ver con el estilo de libro que ahora nos presenta, y que acogió en la Clandestina a un público bullanguero, inquieto, original como ella y también joven, para que Lourdes Castro nos contara quién era August Tercero Foer.

 

 

 

Nos lo contó, y hasta nos presentó algún ejemplo de su vida, desde luego nada intachable; en la línea de un Fernández Shaw, por ejemplo, o similares precedentes.

Antes de la presentación de su libro, Alenarte Revista entrevistó a la autora, y estas son sus respuestas.

Deseamos que sean ellas quienes les motiven a leer el libro; tanto la autora como August se lo agradecerán.

 

 

 

Lourdes Castro: ” Foer es más excéntrico que Dali”. Entrevista para Alenarte Revista. Por: Alena Collar.

 

Nos gustaría saber desde cuándo escribes, si has publicado antes, que nos cuentes un poco tu “prehistoria literaria” hasta este libro.

 

De pequeña me gustaba dibujar, pero no se me daba nada bien. No tuve más remedio que dedicarme a escribir. Mala suerte. He acabado siendo guionista en radio. Me gano la vida escribiendo sobre unos para que lo lean otros. Es un buen ejercicio para mejorar mi mecanografía: escribo con los diez dedos, lo juro.  Y luego está el invento del blog. Un blog te obliga a escribir todos los días. Eso significa que al menos uno de tus pensamientos, sea bueno o malo,  se archiva  cada 24 horas. Eso es un banco de ideas muy valioso.  

 

El año pasado realicé el master de escritura del Hotel Kafka. Eso me ha dado  la oportunidad de conocer a Juan Madrid, a Eloy Tizón o a Rafa Reig entre otros. Uno de ellos me dijo: “en el delirio está la creatividad” y esa es ahora una de mis frases de cabecera. Allí te enseñan a leer de verdad, a tener un pensamiento lateral y, de paso,  te habitúan a escribir mejor.

 

Esta entrevista la hacemos antes de que tu libro esté editado, nos gustaría que nos contaras por eso, ¿quién es August Tercero Foer?…y ¿qué tiene de original para que queramos leer su historia?…

 

Háganme caso, August Tercero Foer es un hombre increíble. Disparatado, terco, y talentoso. ¿Era Salvador Dalí un artista excéntrico?  Bueno, no tanto comparado con Foer. A ambos los echaron en algún momento de su juventud de la Residencia de Estudiantes de Madrid. En el caso del pintor el motivo fue sentenciar que nadie tenía la categoría suficiente para examinarle. Pero August fue mucho más lejos: ni siquiera estaba alojado allí, no era estudiante. Se había colado por una ventana y había ocupado a la fuerza una habitación. Estaba reivindicando la idea de que el arte no se puede becar.

 

Su soberbia y su locura le llevaron a la ruina.  Tuvo la mala suerte de elegir como musa a una mujer demasiado feminista como para sentarse a ser admirada. Él coleccionó grandes enemigos entre la crítica literaria y sus compañeros de generación. Unos y otros hicieron todo lo posible para que la figura de Foer pasase desapercibida para el público. Incluso su propia familia le dio de lado. Ahora tenemos la oportunidad de corregir esa injusticia.

 

 

Se anuncia tu libro como la “producción literaria del personaje central” y además en el género del micro relato; ¿qué problemas a la hora de construirlo has tenido; de estructura, de engarzar los textos, o ha salido de modo natural?…

 

Antes de comenzar a componer el libro tenía una montaña de micro relatos sobre la mesa. Había que hacer una rigurosa selección para la antología. Después de la poda inicial, ya se veía la figura de Foer detrás de cada uno de los textos. Cuando más descubría sobre él más quería saber. Estos últimos años no he hecho otra cosa que pensar en August.

Nos gustaría ya que eres una autora perteneciente a una editorial distinta a las habituales, que nos dieras tu opinión sobre los problemas que los autores/as nuevos encontráis para que se os escuche en las editoriales y para que se os publique. ¿Crees que Internet puede ayudar a la difusión o por el contrario os perjudica en cuanto a que publicáis materialmente, en papel, vuestra obra?…

 

Además de tener un buen texto, un escritor necesita otras dos cosas para sacar un libro al mercado: insistir mucho  y tener un golpe de suerte. Yo tuve la fortuna de toparme con Editores Policarbonados. Ellos cuidan mucho los textos que publican y se toman cada reto como una cuestión personal. Se nota cuando a la gente le apasiona su trabajo.

 

Creo que Internet es un medio excelente para dar a conocer un libro que, de otra forma, se movería en un circuito muy reducido. Trabajo en una redacción a la que llegan una media de ocho o diez novedades editoriales al día. Es imposible tratarlas todas, hacer que lleguen al público. Es duro decirlo, pero a veces, no hay tiempo ni de hojearlas. En la red, el lector puede buscar activamente lo que le interesa. Eso es una revolución.