El Trovar Clus de Alma Pagés: Cuaderno de Aro. Por : Alena Collar

El libro que quiero comentar este mes, Cuaderno de Aro, de Alma Pagés, pertenece a la categoría casi ninguneada de la lírica.

Me explicaré; no de la poesía, sino de otra cosa diferente que supone el llevar el sentimiento subjetivo a la trascendencia comunicativa.

Es un libro muy breve en su concepción formal; muy denso sin embargo, porque bajo la apariencia de un lenguaje sencillo, y de un tono podríamos decir escueto en la forma, guarda una enorme capacidad de sugerencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Trovar Clus de Alma Pagés: Cuaderno de Aro. Por : Alena Collar.

Alma Pagés ha reunido aquí una serie de poemas de trazo corto, bajo el común denominador del elemento marino. Y lo ha condensado en un género que hoy sembla aparentemente olvidado, el del trovar clus.

No en todos los poemas se quiere que aparezca tal modalidad, pero lo hace. Y me explicaré, el libro está dividido en varias partes y solo en una de ellas el título genérico significa ese término de resonancias medievales. Sin embargo, la dicción de la poeta en todo el poemario es la misma: la elusión de los significantes rodeando el significado.

Como si Alma Pagés a lo largo de su rodear el mar, efectivamente cerrara en torno a él la última consecuencia de nombrarle.

Naturalmente, el lector desatento, podrá leer el poemario quedándose en su superficialidad más evidente: poemas descriptivos de tono marino, que, a su vez, califican actos de vida, de muerte o de transcurso. Y sin embargo, equivocará su mirada, porque el libro va más allá; el libro tiene profundo significado oculto, lleno de resonancias simbólicas, en las que el Mar se personifica como signo a quien remitirse para confrontar la propia actitud vital. El Mar es el reflejo de un significado que a su vez se expresa rodeando el término que se elude.

No es en este libro que nosotros miremos al mar, que Pagés contemple al Mar, sino cómo el Mar a través de la mirada de Pagés, nos contempla a nosotros. Y cómo después habla, oscura, cerradamente.

El rodeo de la palabra para llegar al centro, o trovar clus.

Un excelente libro lírico, que no debería permanecer oculto.