Los Recitales de Piano del Ateneo y la Exposición en Málaga de Victoria Civera.

Bienvenidos/as al número de junio de Alenarte Revista, o al número 62, como prefieran.

Bueno, y ahora lo cuento.

Muchos de ustedes ya lo saben, aunque no se ha hecho oficial, porque estamos de pruebas, pero en septiembre Alenarte Revista se traslada de lugar, porque ya tenemos hosting propio. Eso quiere decir que saldremos con novedades y con libertad de acción para ciertas cosas que aquí no tenemos. Y eso ¿quiere decir que este lugar se cerrará?…

Pues no.

Alenarte Revista, donde están ustedes, va a seguir, solo que con una función complementaria de apoyo a la Revista base, que es la que saldrá en septiembre. De esto ya les daremos noticias.

Decirles también que en septiembre probablemente la fecha de salida no sea el día establecido, para ajustar determinadas necesidades. Y añadirles que la nueva revista estará abierta a colaboraciones con un forum, nuevas secciones y posibilidad de pertenecer a la revista en las categorías de colaborador (insertando artículos sujetos a revisión) o simplemente suscriptor.

Si no nos diera vergüenza, porque estamos probando cosas y a veces hacemos barbarismos les poníamos el enlace…

De momento, si tienen ustedes interés en participar, si les surgen ideas, nos pueden escribir, como siempre.

 

Pero todavía estamos en junio, y por ahora tenemos muchas cosas en las que detenernos aquí. Tenemos, como advertirán por las fotografías, algunos actos en el Ateneo de Madrid que duran todo el mes de junio, y una exposición en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, que merece la pena.

Tenemos mucho más, como pueden ir viendo, artículos de investigación, reflexiones, poemas, un libro en formato pdf que les recomendamos vivamente porque procede de un artista plástico al que ustedes ya han leído o visto en Alenarte, así es que tienen donde elegir, durante un mes entero.

 

 

 

¡Que tengan buena lectura!…

 

 

 

Recital de Piano en el Ateneo de Madrid.

 

 

Durante todo el mes de junio se están celebrando los domingos por la tarde recitales de piano, a cargo de jóvenes promesas del arte musical. Así, Oscar Román el día 13 interpretará diversas obras para este instrumento.

                   

Nació en Madrid (España).Estudió con Natalia Trull en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, completando su formación con Dimitri Bashkirov y Ferenc Rados.  Desde muy joven desarrolla una creciente actividad artística a nivel internacional, que le llevará a actuar en importantes auditorios de España, Portugal, Francia, Alemania, Bulgaria, Rumania y Rusia. Entre su amplio repertorio, destacan una serie de recitales monográficos con la obra para piano solo de Franz Liszt, lo que le supone su debut discográfico con un CD grabado en directo. Comprometido activamente con la música de su tiempo, ha realizado más de veinte  estrenos absolutos de diferentes compositores contemporáneos, algunos de los cuales le han dedicado especialmente sus obras.

 

Profesor numerario de piano por oposición en el Conservatorio Profesional de Música “Marcos Redondo” de Ciudad Real, Es invitado regularmente a impartir cursos de especialización, conferencias y seminarios por prestigiosas instituciones musicales y universidades europeas y americanas. Ha formado parte como miembro del jurado en importantes concursos de piano. Miembro de la “European Piano Teachers Association” y co-fundador de la “Asociación musical Contrapunctum”, es colaborador y habitual articulista en revistas especializadas. Su trabajo discográfico se encuentra en los sellos “Richter Music” , “J.D.Producciones” y “Cosas Serias Producciones”.

Sus entrevistas y recitales en directo han sido retransmitidos por RNE (Radio Clásica) e importantes cadenas de TV y radio europeas y rusas.

Para saber más de él se puede consultar su web

Mihaela Duma, residente en Madrid, y participante en otros recitales a lo largo del 2009, lo hará el día 20. Estela Argueda bajo el título de “el periodo Romántico y Siglo XX”, finalizará estos recitales el día 27. Este último recital está sujeto a confirmación.

 

 

 

Finalmente, Alenarte Revista quisiera recomendar a sus lectores/as la página web de música del Ateneo de Madrid, está en proceso de construcción y renovación bajo la dirección de Mª Angustias Neira Romero y Elena Esteban Muñoz, y supone un trabajo esforzado y riguroso que nos parece necesario alentar desde aquí.

 

 

 

Las miradas íntimas, poéticas y femeninas de Victoria Civera.

 

 

 

 

 

El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga presenta Atando el cielo, un recorrido por la trayectoria pictórica de la última década de Victoria Civera y en la que se incluyen obras nunca expuestas hasta el momento. Un total de 47 pinturas que recorren su trayectoria pictórica de la última década, algunas de las cuales se han producido específicamente para esta exposición. La serenidad de sus obras inunda el Espacio 1 del centro y equilibra su propuesta expositiva.

Se trata  de pinturas realizadas en distintos formatos y con materiales diversos. Las creaciones de Victoria Civera abren su particular espacio femenino en el mundo del arte para expresar la condición de la mujer y su realidad. Trabajos que oscilan entre la abstracción y la figuración y en los que vuelca sus sentimientos, emociones y experiencias vitales, confiriéndoles gran expresividad y una fuerte tensión emocional.

Las obras de Victoria Civera son un reflejo de sí misma, de su realidad, en las que son fácilmente reconocibles determinados estados de ánimo. Melancolía, sensualidad, emociones encontradas y una gran expresividad inundan las creaciones de esta artista valenciana a quien le gusta mostrar en sus trabajos las múltiples facetas de la figura femenina. Un universo en apariencia sencillo en el que lo vivido y lo soñado se confunden, y en el que abstracción y figuración se entremezclan de manera armónica y explícita Es también esta exposición una afirmación de los roles de la mujer de hoy en la sociedad y en su intimidad. En muchas de ellas recurre a la poderosa capacidad evocadora del círculo, origen y sentido de la vida de Victoria Civera, y símbolo fundamental de su obra, tanto desde un punto de vista conceptual como formal (Cataplaf, 2006, Madre Norte, 2009 o Anda y Pasa, 2006).

 

 

Aunque las esculturas y las instalaciones con objetos cotidianos han tenido una gran importancia en las creaciones artísticas de Victoria Civera, es en la pintura donde encuentra un medio de expresión constante a través del cual poder volcar sus emociones y experiencias. Como ella misma ha declarado en alguna ocasión, “siempre he tenido miedos y me gustaría ser radicalmente secuencial y neutra a la hora de presentar y de editar mi trabajo pero creo que, si fuera de otra manera, mataría una parte importante de mi personalidad. Esa ambigüedad y fragilidad de medios me marcan”.

La mujer sobre la que reflexiona Victoria Civera es diferente en cada obra. En unas aparece como objeto de deseo (Túnel eterno, 2001), en otras lo hace en soledad o cargada de melancolía (Perdida, 2008) pero siempre representada como un ser poderoso, valiente, desafiante y decidido, dispuesta a salirse del marco de los establecido, tal y como sucede en Saliendo del paisaje, 2000.

Victoria Civera (Port de Sagunt, Valencia, 1955) estudia en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, donde experimenta con la fotografía, el fotomontaje y el happening. A finales de los 70 se traslada a Santander y comienza a centrar su trabajo en las pinturas neoexpresionistas de gran formato. En la siguiente década mantiene la línea figurativa y se instala en Nueva York, donde adquiere importantes cambios creativos. Sus obras se van llenando de contenido íntimo e incorpora nuevos materiales como yeso, algodón, lino, seda, terciopelo y otros objetos. Es en los años 90 cuando, sin abandonar su pasión por la pintura, se adentra en la construcción de esculturas e instalaciones. A partir de esa época sus trabajos se caracterizan por la plena figuración.

Para Fernando Francés, director del CAC Málaga y comisario de la exposición, “no hay especulación en la obra de Victoria Civera sólo honestidad, no hay espacio para la concesión sino una permanente vocación de entroncar con la verdad, con la pasión de la aventura de la vida, que en su caso es una forma de sentir y de amar”. El CAC Málaga propone un viaje por la trayectoria pictórica de su última década, un recorrido por su espíritu femenino proclamando la importancia de Civera como una de las artistas más importantes del arte internacional marcada, eso sí, por sus silencios voluntarios, su discreción, un rigor poco frecuente y su lejanía del ruido de la teatralidad del mundo del arte.