Cuatrocientos mil lectores.

Gracias a nuestros lectores/as, somos más de cuatrocientos mil.

Alenarte Revista se enorgullece de haber llegado hasta aquí, gracias a sus redactores/as y a ustedes que nos leen.

Sin los primeros y ustedes nada hubiera sido posible. Y muchísimo menos estas cifras.

En un mundo en el que la calidad y el trabajo bien hecho se consideran cosas menores, Alenarte puede enorgullecerse de haber conseguido un espacio propio en la Red por su calidad y por el trabajo de todos los que en ella colaboran.

Pero además, y permítanmelo, Alenarte ha creado una geografía que le es propia. Un estilo personal- ni mejor ni peor que otros, pero el suyo- y que la caracteriza. Hoy creo que cualquiera que lea sus noticias, ensayos o propuestas en cualquiera de sus web, necesita poco para saber que existe un Estilo Alenarte.

Si dijéramos esto y nos quedáramos aquí, evidentemente traicionaríamos nuestro estilo, porque su primera característica es no subirse a la lámpara: primero porque las lámparas se rompen y nos damos la costalada, y segundo porque queremos seguir aprendiendo a hacer mejor las cosas; aunque hoy Alenarte Revista tenga cuatrocientos mil lectores, no podemos olvidar el intento de crecimiento de nuestra Revista mensual, que quizá deba repensar algunos factores, porque son manifiestamente mejorables.

Pero siendo esto así, creo- permítanme que personalice- que es un día para estar alegres.

Y también para exigirnos mucho más: son ustedes cuatrocientos mil aquí, en Alenarte Internacional casi cuatrocientos cincuenta mil, y rondan los treinta mil en nuestro mensual, cifras que- es verdad- marean un poco, pero que nos obligan a seguir mejorando.

Para que vuelvan…