Eduardo Chirinos presentó “Anuario Mínimo” en Madrid.

El escritor peruano Eduardo Chirinos presentó ayer en la Librería Rafael Alberti su libro Anuario Mínimo (1960-2010), editado por luces de gálibo.

Fue introducido por Lola Larumbe, que hizo risueña referencia a lo complicado que es “cazar” al autor para presentación, habida cuenta de dónde vive, y comentó en breves palabras sobre la poesía que tienen estas prosas que nos iba a referir y leer el autor.









Éste, comenzó explicando que el libro se plantea como una especie de diario a manera de pequeñas reflexiones, y que era el resultado de ellas, que partió de algo curioso, como es no haber llevado nunca uno-un diario- ni ser frecuentador de “libretas”, pero que es en esta ocasión se lo planteó como un modo diferente de abordar el proceso escritural.

Estuvo rodeado de escritores, de amigos y de curiosos que se quisieron acercar a escucharlo.

Leyó una buena selección de textos: cálidos, con un lirismo basado en las pequeñas cosas, con una prosa muy directa, con un lenguaje muy cercano. Textos irónicos algunos, como el número 50, nostálgicos como el primer relato, oníricos como el 34. 2.

 

Por lo recitado, Chirinos es un poeta-relator de las cosas cotidianas, un rememorador de objetos, seres y paisajes, que le conmueven, le modulan, le resitúan; algo así como si los paisajes, los seres y las cosas fueran una extensión de su mundo íntimo.

Merece la pena que vean los tres muy breves videos- muy artesanos porque nosotros no disponemos de otros medios- en los que habla un poco de su creación en el primero y en los otros dos recita textos suyos, el último una parte de un escrito aún inédito.