Los personajes femeninos en la novelística de Goethe. III. Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister. Por: Virginia Seguí.

 

wmeister1795

   

            Los personajes femeninos, en este caso, son variados e irán apareciendo en las  diferentes etapas de la vida de Wilhelm y, de una forma u otra, continuarán con él en las siguientes, adquiriendo significando y ayudándole a que su viaje concluya felizmente. Ninguno adquiere la importancia que, como hemos visto, tiene Lotte para Werther, pero todos, en mayor o menor medida, dejaran su huella en la vida y el ánimo de Wilhelm. Mariana, Filina, Mignon, Aurora, Natalia y Teresa vivirán con él diferentes momentos de su vida compartiendo, o incluso podríamos decir que condicionando, alguna de sus vivencias.

 

 

 Los personajes femeninos en la novelística de Goethe. III. Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister. Por Virginia Seguí.

 

En Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister los personajes femeninos tienen otro nivel de intensidad, Goethe nos presenta un personaje principal masculino: Wilhelm, y a través de las diferentes etapas de su vida iremos conociendo sus aficiones e intereses; la novela es el relato de su vida, una especie de viaje y en su recorrido va adquiriendo los conocimientos necesarios que le conducirán a la felicidad; en sus años de aprendizaje Wilhelm irá descubriendo el mundo y conseguirá sus metas. Los personajes femeninos, en este caso, son variados e irán apareciendo en las  diferentes etapas de la vida de Wilhelm y, de una forma u otra, continuarán con él en las siguientes, adquiriendo significando y ayudándole a que su viaje concluya felizmente. Ninguno adquiere la importancia que, como hemos visto, tiene Lotte para Werther, pero todos, en mayor o menor medida, dejaran su huella en la vida y el ánimo de Wilhelm. Mariana, Filina, Mignon, Aurora, Natalia y Teresa vivirán con él diferentes momentos de su vida compartiendo, o incluso podríamos decir que condicionando, alguna de sus vivencias.

Mariana será la primera, una joven actriz de la que se enamora y con la que planeará huir y cambiar su monótona vida burguesa por una nueva vida dedicada al teatro, su mayor aspiración, desde que en su infancia le regalaron un teatro de marionetas que le permitió aspirar a algo mas que a continuar el negocio familiar. La joven pertenece a una compañía de cómicos de la legua que actúa en la ciudad y Wilhelm, aunque por el día ocupa sus horas en quehaceres relacionados con el negocio de su padre, por la noche escapa y vive junto a ella momentos de amor y felicidad sólo posibles en esas etapas de la vida en que la razón no perturba el sentimiento amoroso.

Mariana se enamora de Wilhelm pero su vida, a pesar de su juventud, no es nada sencilla; tiene una especie de criada confidente, Bárbara, una especie de Celestina que se dedica a buscar jóvenes para su señora, en un intento de conseguir alguna mejora para su mísera vida, y a cambio de los favores de Mariana van trampeando y consiguiendo sobrevivir. En ese momento anda en tratos con un comerciante llamado Norberg que les envía sus regalos y que pronto se presentará para cobrar sus atenciones. Mariana expresa la situación claramente:

[…] Hoy no quiero oír nada de todo ese asunto. Yo te obedecí, tú lo quisiste y bien está. Si vuelve Norberg seré otra vez suya; tuya es mi voluntad; haz de mi lo que quiera; pero hasta entonces quiero ser dueña de mi misma, y, aunque tuvieras mil lenguas no lograría disuadirme de mi empeño. Quiero entregarme al que me ama y al que yo amo. ¡No frunzas el ceño! Quiero abandonarme a esta pasión como si fuera a durar eternamente.”

Su amado es Wilhelm; ha surgido el amor entre ellos, aunque, aparte de esta pasión es poco lo que comparten; pues la afición de nuestra joven actriz por el teatro está únicamente relacionada con sus necesidades supervivencia y las posibilidades que le da el teatro de encontrar algún inocente joven que subyugado por sus encantos la retire definitivamente de las tablas. Sin embargo Wilhelm siente por el teatro verdadera devoción y sus intenciones de dedicarse a él durante el resto de su vida son su mayor aspiración. La huída con Mariana se frustra cuando las apariencias le hacen creer que la joven le engaña con Norberg. Wilhelm partirá solo trastornado por los acontecimientos pero alentado por sus ilusiones.

 venuesdesnudandoseparaelbanoleighton1866                                                     

Nuevamente entabla relación con un grupo de cómicos de la legua, pasando en cierto modo a formar parte de la compañía, lo que sí va a permitirle conocer los entresijos del teatro y las inquietudes de sus miembros. De esta manera entran en su vida Filina y Mignon, dos mujeres de muy distinto significado en su vida. La primera de ellas es quizás uno de los personajes más logrados; una joven actriz de reparto, de rubios cabellos, más graciosa que guapa, simpática y sensual que dará a nuestro protagonista más de un quebradero de cabeza, su propio nombre nos indica sus características pues philein procede el griego y su significado es amor.

Goethe nos la presenta en una de sus primeras apariciones enfatizando este aspecto:

la joven se presentó calzando un par de zapatos de tacón alto que dejaran al descubierto sus talones. Se había puesto una mantilla negra sobre una bata blanca, que no estaba muy limpia pero le daba un aspecto casero y cómodo, su pequeña faldita dejaba ver los pies más tiernos del mundo.”

Al introducir sutilmente una equiparación del personaje con Venus mencionando un tipo de zapatos asociados a la diosa del amor. Su conducta es más bien ligera, a veces podría interpretarse como algo insustancial, pero otro de los personales masculinos le da a Wilhelm la siguiente opinión sobre ella:

No es nada rara, sino que no es hipócrita. Le tengo cariño y soy su amigo porque representa magníficamente a un sexo al que tengo múltiples razones para odiar. Para mí ella es la auténtica Eva, la madre de toda mujer. Ella es como todas las demás, lo que pasa es que éstas no quieren evidenciar su naturaleza.

¿Es la opinión del autor sobre las mujeres la que se filtra a través de las palabras de Laertes o, únicamente es, una de las opiniones sobre las mujeres vigente en su época?

Filina despierta en Wilhelm cierta pasión, aunque no la ama, le atrae y le hace recordar a Mariana; se siente algo indefenso ante ella; solo cuando supere esto logrará relacionarse con ella en un plano amistoso, su relación decae con el transcurso de la novela.

mignonlefevre1879

 El personaje de Mignon es, quizás, el más significativo dentro de la novela y su relación con Wilhelm es profunda, la joven adolescente es uno de los más queridos por Goethe y así se lo confesará al canciller von Müller al confesarle que “había escrito todo el Wilhelm Meister únicamente por ella“.

Es un personaje ambiguo, al parecer en principio Goethe no se decidía sobre su sexo, aunque finalmente le dio sexo femenino, de hecho la descripción de la primera visión que Wilhelm tiene de ella así lo demuestra:

[…] Wilhelm subió la escalera que conducía a su habitación cuando de pronto topó con una figura juvenil que enseguida acaparó su atención. Un corto chalequillo de seda con mangas acuchilladas a la española y unos largos pantalones prietos, pero abullonados en su parte superior, le sentaban de maravilla. Sus largos cabellos estaban recogidos en bucles y trenzas en torno a su cabeza. Wilhelm miró sorprendido aquella figura sin poder determinar si era un muchacho o una muchacha”.

 

El personaje está inspirado en una joven saltimbanqui que Goethe conoció en su viaje a Italia e introduce en la obra cierto grado de irracionalidad, Salmerón indica que Wilhelm siente por ella una profunda e inexplicable atracción, no se sabe casi nada de ella hasta el final de la novela y cuando le preguntan por su padre responde: “El gran diablo ha muerto“, su condición de zurda, sus dificultades para hablar alemán y vestimenta masculina representan el gusto propio de época por lo incontrolado, misterioso y oculto. Wilhelm la defiende de los ataques del jefe del grupo de saltimbanquis al que pertenece y finalmente compra su libertad y acabará por adoptarla. El personaje presenta ciertas coincidencias con Preciosa la gitanilla de Cervantes y tendrá influencia en la literatura romántica posterior, en personajes como la joven oriental de Enrique de Offerdingen de Novalis o Catalina de Heilbronn de Keist, y en algunas obras de Arnim, Brentano, Hoffman y Heine.

 El secreto de Mignon no se descubre hasta su muerte al final de la obra, cuando su tío un Marqués italiano, reconoce a su sobrina en el cadáver al que van a dar sepultura, entonces relata a los presente la triste historia de la niña. Era hija de su hermano Agustín, un religioso enclaustrado virtuoso del arpa, y de Sparata, muchacha de origen desconocido que finalmente resultará hermana de su amante; lo que convierte a Mignon en el fruto de un incesto; la niña será raptada siendo pequeña y la familia no volverá a saber de ella hasta el momento de su entierro, cuando su tío la reconoce.

wilhelmmeisterelarpistaymignon2

 

 

Su relación con Wilhelm será complicada, es muy joven y sus sentimientos hacia ella son de protección, relacionados más bien con el amor paterno filial y de hecho llega a adoptarla. Pero lo que ella siente por él es un sentimiento profundo que no acaba de entender; busca en él esa protección propia de un padre, quizás, fruto de la ausencia de un padre cariño y protector en su vida, papel que nuestro protagonista cumple con frecuencia; pero sus sentimientos a veces la desbordan dejando aflorar una pasión próxima al enamoramiento, lo que le provoca en la niña crisis, ataques y desvanecimientos que finalmente acaban con su vida.

 

mignon1884

 

Aurora es otro personaje femenino perteneciente al mundo del teatro, pero con un matiz más profesional, es cómo si hubiera dado un paso; Mariana y Filina están inmersas en mundillo teatral más próximo a la Comedia del Arte, pertenecen a compañías de teatro inestables que recorren pueblos y ciudades buscándose el sustento, pero cualquiera de las dos dejaría las tablas si pudiera; Aurora, sin embargo, está interesada en su trabajo profesionalmente; tiene criterio sobre los autores y la obras que representa; tiene capacidad de discusión y lo hace en un plano de igualdad con los miembros masculinos de la compañía entre los que se hallan su hermano Serlo, director de la misma y Wilhelm que se une a ella. En esta ocasión Goethe nos permite conocer algo de su vida anterior ya que ella misma le relata a Wilhelm, al que convierte en su amigo y confidente, algunos de sus pormenores:

 

 

Pero, ¿sabe usted a quien soy deudora de mi talante? -preguntó Aurelia- A la educación mas deplorable que puede sufrir una muchacha, al ejemplo menos edificante y mas apto para llevar a los sentidos y a las inclinaciones a la perdición./ después de la temprana muerte de mi madre, pasé los mejores años de mi desarrollo bajo la tutela de una tía que se impuso como principio pisotear las leyes de la dignidad. De manera ciega se abandonó a todos sus caprichos, ya fuera, según lo dictasen las circunstancias, ama o esclava, con tal de poder olvidarse de sí misma sumida en un placer salvaje. […] Estuve durante años viviendo junto a esta mujer sometida a las demandas de los hombres más innobles. […] Así fue la primera imagen que recibí de su sexo, amigo mío, y como era natural lo aborrecí con fuerza […]” 

Esta educación recibida hizo que en el momento de tener su primera experiencia amorosa su actuación no estuviera a la altura de las circunstancias y acabara perdiendo al hombre que amaba; su amor por él aún se mantiene vivo y esto la convierte en una mujer atormentada de carácter depresivo haciendo que perciba la muerte como una vía de escape a su sufrimiento. En las conversaciones y discusiones que mantiene con Wilhelm y Serlo sobre Shakespeare y los personajes del Hamlet, siente especial atracción por Ofelia con la siente cierta identificación. 

La condesa es un personaje aristocrático que aparece en la vida de Wilhelm mientras él está con la compañía de cómicos y ésta se desplaza al palacio de los Condes para realizar una representación con motivo de la visita de los príncipes. Inmerso en el contexto cortesano y en el mundillo de relaciones amorosas del s. XVIII, se la presenta como una tímida coqueta, que aunque prendada de nuestro protagonista no se decide a tener una aventura con él, debiendo ser arrastrada a ella mediante una estratagema de su amiga y ayudante de cámara, una baronesa mucho mas ducha en este tipo de actividades cortesanas; la relación no llegará a consumarse pero, sin embargo, marcará la existencia de los condes para el resto de sus vidas.   

Teresa es la primera mujer independiente que aparece en el libro, es decir, una mujer que vive de su trabajo, que administra sus propiedades y es dueña de sus actos; sin ninguna necesidad que condicione sus actos; pese a estar enamorada de Lotario cuando el destino les separa, es perfectamente capaz de asumir su vida sin él. Ella misma relata su historia a Wilhelm. Huérfana de un hombre rico de la provincia, recibió una buena educación aprendiendo junto a él a no dilapidar su fortuna y llevar la administración de sus bienes; con una extraña madre perteneciente a una buena familia que siempre le demostró poco apego y abandonándoles para llevar una vida licenciosa y dilapidar el dinero que consiguió de la fortuna; fue feliz junto a su padre hasta su muerte momento que en que deberá afrontar una nueva situación ya que su madre haciendo valer un antiguo testamento que la instituía como heredera no permitió que siguiera al frente de la administración de sus posesiones, haciéndola incluso abandonar la casa que había sido hasta entonces su hogar. Gracias a su educación y sus conocimientos una dama que poseía una inmensa propiedad en las proximidades la puso al frente de todos sus asuntos; además de tenerla en gran estima. Por fin tenemos un personaje femenino que representa a una mujer fuerte, inteligente, independiente, emprendedora que conseguirá, finalmente, ser feliz junto a Lotario, el hombre al que ama.

 

Antes de abordar a la mujer destinada a hacer feliz a Wilhelm hablaremos de otro personaje femenino cuya historia incluye Goethe en esta novela; podríamos decir que estamos ante un relato dentro de otro relato, inmerso y relacionado a la vez con la trama central la novela, y el preludio, como hemos dicho, del personaje femenino en el que Wilhelm encontrará todo lo que busca: Natalia.  

katharinavonklettenbergalmabella

Confesiones de un alma bella contiene la autobiografía de una mujer singular; ella misma nos cuenta parte de su educación, y con ello exponiendo a la vez la educación de una mujer de la época de una cierta clase social, nos explica que durante una enfermedad sufrida a los ocho años y que dejó su salud debilitada; su madre le leía la Biblia, su padre en enseñaba Historia Natural valiéndose de los objetos que coleccionaba en su gabinete naturalista y una tía le ponía en contacto con diablo leyéndole libros de amor y de hadas; fue una ávida lectora, según ella de historias fabulosas, citando como libros preferidos el Hércules cristiano y la Octavia romana, esta afición por la lectura provocó cierto descontento en su madre quien sólo accedió a que siguiera leyendo si le dedicaba a la Biblia tanto tiempo como al resto de libros. A los doce años aprendía francés, baile, dibujo y recibía la habitual clase de religión.

En su adolescencia al ejercitarse en su aprendizaje solía hacer redacciones en las que plasmaba situaciones amorosas reales, asignándoles títulos que denotan un conocimiento del mundo clásico como Damón y Filis. Con el tiempo su alma comenzó a disfrutar con el sentimiento religioso y se acerco al pensamiento pietista; profundizando en él. Paralelamente a esto encontró el amor en un joven llamado Narciso con el que se comprometió, pero éste fue exigiéndole cada vez una mayor sumisión y poniendo trabas a su libertad de actuación; esto le obligó a poner fin a la relación, expresándolo así:

 “En mi familia lo notaron y me preguntaron llenos de sorpresa por mi estado. Les explique con entereza varonil que ya me había sacrificado bastante y que estaba dispuesta a compartir con Narciso todas las adversidades de la vida, pero que exigía absoluta libertad en mi obrar y que desde ahora todo lo que hiciera u omitiera iba a depender exclusivamente de mis convicciones.”

Es destacable su manifestación de asignar el calificativo varonil a la capacidad de entereza, como si ésta fuera un atributo propio del sexo masculino. Encontró después en un hombre que profesaba su misma ideología pietista un apoyo para su espíritu, aunque no contrajo matrimonio con él mantuvieron una relación gratificante para ambos; se ocupó de sus padres hasta que fallecieron y se hizo cargo de sus sobrinos cuando quedaron huérfanos, ocupándose directamente de su educación, sobre todo de la de su sobrina Natalia, que tenía gran parecido con ella, de la que nos da algunos datos significativos sobre su carácter y su especial talento hacer de la beneficencia una ocupación al convertir la habitual limosna en el reparto de objetos de primera necesidad para lo cual, a veces, saqueaba sus armarios en busca de vestidos y ropa interior en desuso haciendo las delicias de los necesitados. Respecto a su educación tiene alguna duda ya que ésta está dirigida por las directrices de su tío alejándose de la ideología pietista de la que ella es adepta, para centrarse más en una educación racional con la debida orientación y dotada de gran contenido.

 

De esta manera conocemos a Natalia antes de que haga su aparición en la novela, y cuando lo hace, esta información nos permite conocerla antes que Wilhelm que desconoce su identidad, no obstante, conquistará su corazón en su primera aparición, vestida de amazona y montada a caballo llegará en su ayuda junto a un grupo de hombres salvando su vida después de ser herido en una emboscada, hasta que la encuentre de nuevo será su añorada amazona; cuando esto suceda el estará comprometido con su mejor amiga Teresa, pues Wilhelm, tras un equívoco, casi había perdido toda esperanza de conseguirla.

mignon2

 

Su encuentro se produce cuando él va a visitar a Mignon que tras una crisis está siendo atendida en el establecimiento dedicado a la educación que Natalia, comparte con su prometida, en ella Teresa se encarga de las niñas activas y diligentes bien dotadas para ser futuras administradoras y Natalia instruye a las de temperamento mas tranquilo  y delicado pues justo es velar de todos modos por la dicha de los hombres y el buen orden de los hogares. Con esta frase Goethe nos presentarnos primero un tipo de mujeres con ciertas características de independencia para después ponerlas en su lugar: el hogar conyugal y facilitándole la vida al hombre; es, por tanto esta actividad las que les vuelve a unir finalmente. Allí bajo la influencia de Natalia, Mignon ha asumido su condición de mujer aceptado llevar ropas de mujer, aunque la vestimenta elegida le acerque más a un ángel o una virgen y su alma esté ya lejana a este mundo; pero la presencia de Wilhelm y de Félix, el hijo de éste y Mariana, al que había cuidado y amaba como a un hermana le alegra y reconforta; aunque el reencuentro no impedirá su fatal destino.

Goethe nos describe los deseos de Wilhelm mostrándonos, quizás, con ello los suyos propios, sobre la mujer con la que desea compartir su vida:

 “Entonces Wilhelm pudo observar a Natalia en su salsa. No se imaginaba nada mejor que vivir con ella. Su presencia ejercía la mejor influencia posible sobre las niñas y las mujeres de edad que habitaban la casa, así como sobre las que, residiendo en los alrededores, la visitaban con frecuencia”. Y que lleva a cerrar la novela con las palabras de Wilhelm: “Ignoro cuál es el valor de un reino -contesto Wilhelm–, pero se que he conseguido una dicha que no merezco y que no cambiaria por nada del mundo“.

Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister es una novela con numerosas tramas que se interrelacionan y que van desvelándonos insospechadas conexiones entre los diversos personajes que superan el ámbito de este estudio; creemos que con lo expuesto quedan reflejadas las características más destacadas de los personajes femeninos elegidos, aun cuando sabemos que su riqueza y matices, sin duda, podría pormenorizarse más exhaustivamente.