Las Campanas de la Iglesia de San Vicente (Bilbao) se van de Viaje.Por : Iasone Cañada

 

 

 

foto-11

 

 

 A veces, pasear por Bilbao tiene sus sorpresas, y esta es una de ellas. Las campanas de la Iglesia de San Vicente, se las llevan a Palencia para su restauración. El espectáculo fue extraordinario.

 

[1]

 

 

 

 

 

 

 

Las Campanas de la Iglesia de San Vicente ( Bilbao) se van de Viaje. Por : Iasone Cañada.

 

 

Esta iglesia tiene 819 años y la “espadaña” que vemos ahora  (espadaña: Campanario de una sola pared, en la que foto-22están abiertos los huecos para colocar las campanas[2]) obtuvo su forma actual  gracias al diseño que realizó José Basterra en 1894. a mi me parece que dicho campanario (o espadaña) esta torcido, quizá levemente, pero torcido.

 No se si por el peso de las campanas que se llevan (400, 1.100 y 1.200 Kg.) o por el de la gravedad terrestre. Me vienen a la memoria otros edificios con tendencia a inclinarse peligrosamente Pisa, Bolonia, etc., pero en mi recuerdo queda la Grand Place, en Bruselas, plaza en la que uno de sus edificios tiene el techado tan inclinado hacia la plaza que asombra e impacta. Preguntando a la gente que trabaja por allí habitualmente nos contaron, que el arquitecto intento enderezar dicho techado en varios intentos sin conseguirlo jamás.

 

 

 foto-31

 

foto-41Las campanas siempre ha sido una manera sonora de comunicarse. Diversos tamaños, diversos badajos. Pero es entre los años 604 – 606, cuando todas las iglesias católicas colocaron las campanas para los diversos actos y festividades.Las campanas, según su sonido y su manera de ser tocadas, informan al pueblo de un suceso concreto. Por eso el “Maestro Campanero” era un oficio tan extraordinario. En los largos valles del País Vasco, hay barrios donde los caseríos están alejados tanto los unos de los otros, como del núcleo del pueblo. Por ello, gracias a las campanas sabían del acontecer del valle y de sus gentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estas campanas de la iglesia de San Vicente, les puedo asegurar que han tocado largamente todos días, a las 17,54h y foto-51con verdadero frenesí. Ahora la ciudad ha rodeado de tal modo la iglesia, que no hay distancia para el repique ni espacio para la intensa sonoridad de sus campanas. La información vuela en segundos y lo que antes era tan necesario ahora puede irritar. Sin embargo, la belleza gana esta batalla. Solo se van por dos meses.

 

 

 

 

 

 

 

 

foto-61

 

Me quedo pensando…seguro que Mikolasa ha vivido mil historias y conocerá a más de un Maestro campanero. Creo que voy a quedar con ella. Imagino que cuando le cuente que ahora también existen las “Maestras Campaneras” me mirara atónita y estaré yo contándole más cosas que ella a mí.

 

foto-71

 

 

 

 

 

 

 

 

foto-8

 

 

 

Ya se van, justo recién estrenada la primavera…y se que las voy a echar de menos. Solo son dos meses, lo sé, pero su sonido, despierta en mí el eco de la historia. Un eco infinito y apasionante. Un sonido habitual y diario, parte ya de la rutina de estas calles y sus gentes. ¡Si!. Tengo que saber más. Los jardines de Albia se han quedado silenciosos. Expectante, la historia escribe un breve capitulo sobre esta iglesia y sus campanas.

 

 

 

 

 

                                                             

                                                             

 


[1] Autora de todas las fotografía son de: Ana Rosa

[2] Diccionario de la lengua española,  Real Academia Española